Vincent Romaudai

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vincent Romaudai

Mensaje  Vincent Romaudai el Miér Mar 21, 2012 3:57 am

Nombre Completo: Vincent Romaudai

Sexo: Masculino

Ocupación o formación: Desgraciadamente, Vincent no tuvo la oportunidad de llegar demasiado lejos en su vida. La educación escolar le fue dada en su propio hogar por parte de diferentes maestros y repartida en varias asignaturas imprescindibles. Es una de las cosas que se pudo permitir al ser de familia acomodada. Dentro de lo que cabe es un buen jinete (cosa que actualmente le sirve de poco) y muy buen escritor.


Edad: Murió con 13 años en 1892. Des de entonces ha conservando su apariencia hasta hoy. Su edad real es de 139


Raza o Característica Especial: Vampiro (No-convertido).

Miedos / Boggart: Como es de esperar, lo más seguro es que si se encontrara frente a un Boggart, éste se convirtiera en una cruz o un manojo de ajos. La primera opción explicaría el por qué no se lo ve nunca merodeando cerca de una iglesia. Otro miedo que no podría materializarse es el de ser descubierto; tiene miedo de las consecuencias que podrían traer sus actos “vampíricos”.

Orientación sexual: Desconocido, posiblemente asexual debido a su condición como vampiro. Su muerte prematura y entrada a la adolescencia, no le permitió experimentar en ese ámbito de la vida, ni siquiera lo conoce.

***


Descripción Física: Aspecto de recién entrado en la adolescencia, de aproximadamente doce o trece años. En cuanto a rostro, tiene los ojos claros, combinando rasgos orientales y del este, como los ojos rasgados. Tez paliducha, labios carnosos y nariz respingona, complementado con su cara de forma aún aniñada y mejillas pronunciadas. Tiene el pelo castaño oscuro y ondulado, y un flequillo que adorna su cara. No supera los 1’65 de altura, es muy delgado y por general viste de una forma bastante extravagante, lo que muchos calificarían de forma “anticuada”. Sólo si tiene que cruzar pueblos se viste de una manera más.. “moderna”, y son en muy pocas ocasiones. Casi nadie lo ha llegado a ver por mucho tiempo, ya que vive cual ermitaño en su mansión “perdida”.

Descripción Psicológica: Vincent es como un fantasma: alguien que está pero no está. No es dado a relacionarse con la gente, entre otras cosas porque ve a los humanos vivos como presas de las que debe alimentarse. Ya podría considerarse como un asesino, pero procura cometer sus crímenes lejos de su morada para evitar levantar sospechas. Este tipo de vida le ha transformado en un ser sigiloso y cauteloso. Le envuelve el misterio y arrancarle unas palabras se convierte en algo insólito. Al hablar usa un tono solemne y sombrío, pues a pesar de su apariencia, tiene la experiencia de alguien que ha vivido un siglo. A pesar de ello, conserva un lado infantil, pues la mayor parte de los años vividos siendo un vampiro ha sido envuelto en soledad y sangre, sin comunicarse demasiado con el exterior y llenándose de rencor con el tiempo por su muerte y por su actual “vida”. Es curioso porque puede resultar chocante el contraste entre su físico juvenil y en la manera tan poco inocente con la que habla. Esto cambia cuando va en busca de una víctima, comportándose como un chico adolescente e ingenuo, siendo la manera más eficaz para atraer a sus presas.

***


Historia:


Pre – Vampírica



Vamos a explicar la historia de los Romaudai des del principio, cuando la felicidad era más que palpable en el aura del matrimonio. Una bonita historia de auténtico aprecio, cariño y finalmente amor, unió a Razvan e Ileana hasta la mismísima muerte. A pesar de las contadas diferencias sociales que pudieran existir entre una familia u otra, nadie se interpuso entre la pareja, y todo el mundo lo vio con buenos ojos.

Adelantamos el reloj y nos situamos en el 15 de noviembre de 1879 en Rumania, poco después de consolidarse el matrimonio Romaudai-Sarbu, fecha en la que nació Vincent, el primer y único hijo. La vida no podía ser más perfecta para la pareja: el trabajo de Razvan iba en ascenso, su hijo estaba sano y crecía en el seno de una familia en la que no le faltaría de nada, Ileana había sobrevivido sin problemas (excepto unas fiebres pasajeras) al parto y además las familias se apoyaban entre sí.
Pero maldito sería el día, en que decidieron contratar a un profesor particular cuando Vincent cumplió aproximadamente los seis años. Todo parecía perfecto con el nuevo docente, incluso el niño lo acabó considerando como miembro muy cercano a la familia, algo parecido a un tío en el que podía confiar incluso para confesarle sus travesuras secretas. Ese hombre se trataba de Sergey Artiom Lukin, de 31 años, licenciado en historia, literatura y lenguas, cariñosamente apodado por Vincent como “Tío (o Tito) Sergey”.

Por otro lado, el hijo del matrimonio no era muy dado a jugar con niños de su edad, ya que la sociedad aún estaba dividida en eslabones, de más a menos riqueza. Los únicos a los que veía de vez en cuando era a sus primos, pero el resto de días solía jugar solo en los jardines, haciendo sus travesuras, cazando animalillos o montando un poni con el que sus padres le habían obsequiado el día de su cumpleaños. O eso, o pasar tiempo con el Tío Sergey, con el que pasaba buenos ratos e incluso el niño recibía regalos de su parte, algunos a espaldas de sus padres. ¿Qué podía ir mal? Todo apuntaba a un futuro brillante y feliz, continuando la buena estirpe de los Romaudai. Sí, todo era ideal.. Todo menos lo que se cocía en la mente del profesor Sergey Lukin.
En el inicio de las clases con Vincent, consideró a éste último como cualquier otro niño, pero pasado un tiempo, se comenzó a convertir en una especie de obsesión para el profesor. Percibía en el jovencito algo especial, lleno de bondad, de inocencia y sobretodo inteligencia emocional, con ese toque de travesura que tenían todos los niños a su edad y que fue desapareciendo en la pre adolescencia, momento en el que esa obsesión empezaba a atormentar incluso el sueño de Lukin. Las fantasías entraban en conflicto contra lo correcto y el remordimiento. No podía cometer ningún acto inmoral que pudiera meterlo en un lío del que no pudiera salir jamás en su vida, manchara su impecable carrera y tampoco quería traicionar a la familia Romaudai que tanto habían confiado en él. Pero esa obsesión iba incrementando su fuerza a medida que el tiempo pasaba, hasta tal punto que el profesor Lukin decidió compartir menos horas de clase con Vincent buscando excusas para evitar cualquier tentación.

Un día, presionado por los Romaudai que exigían que su hijo tuviera más horas, por Vincent que llegaba incluso a admitir que echaba de menos compartir sus historias con su ahora mejor amigo “Tío Sergey” que era él, y su obsesión por el chico, el maestro tomó al fin una decisión que no tardaría en llevar a cabo y que dejaría de atormentarlo para siempre. El drama estaba a punto de desatarse, pero eso sólo lo sabía Lukin.


Inicio del Vampirismo
El profesor decidió volver a hacer las horas habituales con Vincent, provocando que la confianza entre los dos se fuera acrecentando como había pasado desde que el docente pusiera un pie en esa casa. Pronto se acercaba la fecha, la fecha del cumpleaños de Vincent. La fiesta transcurrió durante el día de forma muy animada y tranquila, con muchos regalos, pasteles y conocidos de la familia. El joven que acababa de cumplir 13 años tampoco echaba mucho de menos ver a jóvenes de su edad, excepto sus primos que podían ser mayores o menores que él y que ya estaban pasándoselo bien en la fiesta.
El Sol ya comenzaba a esconderse, y el manto de la oscuridad cubriría pronto el lugar. El profesor Lukin esperaba a Vincent en el salón de la casa para despedirse de buenas maneras, sin el barullo que se montaba en los jardines, donde se concentraba prácticamente toda la gente, dejando la Mansión vacía. Lukin sabía que no tardaría en ver al muchacho entrar en la sala, Vincent enseguida notaba su ausencia e iba en su búsqueda. El profesor alzó el rostro y allí estaba la figura del jovenzuelo, pronunciando su nombre con una sonrisa que no se le logró contagiar al profesor que lo miraba fijamente. Quería decirle que abandonaba Rumanía, que se marchaba a otro país para seguir con sus planes de convertirse en un mejor profesor y conseguir vender un libro en el que estaba sumergido escribiendo día y noche. Tenía el maletín preparado. Era obvio que todo se lo había inventado, pero no podía seguir viendo a Vincent y quizás marchando de esa Mansión podría olvidarse completamente de él, pero las palabras no querían salir por su boca de ninguna manera. Vincent se acercó con naturalidad hacia Lukin, quedando frente a él, aún sonriendo. Lukin empezó a imaginar su vida lejos de aquel lugar y de Vincent, dándole punzadas al pecho sólo imaginar una vida sin el muchacho. No podía hacerse la idea, no podía seguir sin saber de Vincent. Su mente empezó a nublarse de mala manera, no podía pensar, la rabia y la impotencia le invadieron de tal manera, que soltó el maletín de sus manos y se lanzó sobre Vincent, al cual pilló totalmente desprevenido y apretó su cuello con las manos con la intención de estrangularlo. En un principio el joven pensó que se trataría de una broma o juego de su amigo-profesor, pero pasados unos segundos en los que le costaba cada vez más respirar, aquello era algo serio. “¡Tio Sergey!”, gritaba desesperado en un intento de que el profesor recapacitara, seguía chillando hasta que su voz, su mente y su corazón, se detuvieron por completo.

Pasó poco rato hasta que el último invitado salió del recinto, y los padres de Vincent decidieron volver al interior de la mansión a ver como se encontraba su hijo que parecía estar en una de las salas a juzgar por la luz que salía de la ventana. Estaban felices porque había sido un buen cumpleaños, aunque habían oído que los primos que jugaban con él lo perdieron de vista hacía horas. Lo que nunca se imaginaron, es que se encontrarían semejante escena macabra en una de las salas de la Mansión; el cuerpo de Vincent sin vida desplomado en la moqueta, muy pálido, y el profesor Segrey Artiom Lukin, ensangrentado y fallecido junto al cadáver del hijo de los Romaudai, cogidos ambos muertos de la mano. Homicidio y suicidio en cuestión de minutos. Los padres nunca se perdonarían el no haber atendido más a su hijo, ni siquiera perdonarían el haber contratado a Lukin, pero nadie podría haber sospechado que aquello pudiera llegar a suceder. Arrastrarían la pena, el dolor y la depresión hasta la muerte y el fin de la familia Romaudai-Sarbu.


Vida actual
Lo que no sabían sus padres, es que Vincent podía seguir estando allí, observándolos, pero sin poder hacer nada por ellos. Des de entonces, nunca más volvió a salir una sonrisa de los labios de Vincent. Ver la muerte de su madre y su progenitor poco después de la suya propia, sería lo más doloroso que sufriría en su vida, más que el dolor que sintió al ser asfixiado y asesinado, el mismo dolor que pudo sentir al darse cuenta que su profesor y amigo, en el que más había confiado, lo había traicionado arrebatándole la vida y llevándose consigo la de sus progenitores.
Le costó asimilar en lo que se había convertido, incluso logró emergir de su tumba debido a una gran fuerza que ahora tenía. Pensaba que no había muerto, que todo había sido una pesadilla o lo estaba siendo, pero entendió que no debía volver a casa al sentir la necesidad de matar para sobrevivir, alimentarse de sangre, ya lo entendía, muchos hablaban sobre ellos: los vampiros. Se había convertido en algo despreciable, un asesino que debía darse a la fuga… No podía acercarse a sus seres más queridos o podría hacerles daño, ni quería que vieran lo que ahora era. Hizo vida lejos y apartado de la civilización, haciendo víctimas a comerciantes o vagabundos que pasaban cerca de donde se ubicaba y de los que no se encargarían de buscar las autoridades por ser pobrediablos.

Tras la tragedia de la familia Romaudai-Sarbu, y sobre todo debido a los rumores del patriarca de la familia y padre de Vincent sobre vampirismo, la Mansión fue completamente abandonada y poco a poco, los pocos vecinos que podían tener se fueron trasladando, dejando la zona completamente desierta y apartada en un lugar silvestre. En cuanto llegó a sus oídos y era lo suficientemente seguro, Vincent volvió al lugar donde nació y vivió, aunque aquello no se pareciera ya ni en lo más mínimo a su hogar. Los cimientos se mantenían, casi todo se mantenía, pero la madera de los muebles ya estaban resintiéndose de los años, aunque misteriosamente aún se conservan. Decidió guardar los espejos en un sitio escondido de la casa. Des de hace un tiempo considerable, pasó de ser “La Mansión de los Romaudai” a ser denominada “La Mansión Maldita”, ya que suelen decir los peregrinos o curiosos que pasan por el lugar que alguien puede estar viviendo dentro o es un espíritu de la desgraciada familia que alli vivía, a pesar de que no mucha gente se ha atrevido a pasar el umbral de la puerta. En caso de tal gesto, Vincent siempre se esconde o se cobra una víctima, todo depende del caso, de ahí que también se diga que hay gente que entra y no ha salido nunca.

Actualmente se ha anclado a una mansión en Inglaterra parecida a la suya de Rumania, también apartada llamada conmunmente "La Mansión del Ermitaño" viviendo como si no hubiera pasado el tiempo, sin relacionarse con la civilización actual ni sociedad, y cometiendo asesinatos para sobrevivir lejos de su hogar para que no se relacionen ni con la Mansión ni con el posible ermitaño que viva en ella, que sería él mismo. Entorno a ella ya comienzan a surgir los mismos rumores que habían surgido con la Mansión de los Romaudai.


Familia:

Padre: Razvan Romaudai, muggle fallecido en 1898, a los 33 años. Rumano. Hubo varias especulaciones sobre su muerte: algunos apuntando a que fue de forma natural y quizá alguna extraña enfermedad, y otros afirmando rotundamente que alguien lo envenenó. Lo curioso entorno a su muerte, fue cuando había gente que temía que fuera vampiro, debido a las condiciones en las que murió: dificultades respiratorias, jadeos, ansiedad, sediento y, sobretodo, se volvió totalmente pálido poco antes de fallecer. Algo que en aquellos tiempos quedó en el aire, pero nada justificado ni real.
Era empresario y rico. No procedía de una familia excesivamente adinerada, sino más bien de clase media y en poco tiempo fue ascendiendo en su trabajo, gracias a que en su círculo cercano habían contactos que sí eran gente acomodada.

Madre: Ileana Sarbu, muggle fallecida en 1895, a los 24 años. Rumana. A diferencia de su marido, se confirmó con certeza que la madre de Vincent murió de Tuberculosis, enfermedad que pudo con ella debido a que ya arrastraba una depresión tras la muerte de su hijo, cosa que ayudó a que se contagiara con más facilidad de la enfermedad temida en aquellos tiempos. Y a pesar de tener recursos, no pudo en la lucha contra ella.
Ama de casa y muy cuidadosa con su único hijo Vincent. Era apasionada, alegre y cariñosa, procedente de un linaje de buena posición social, cosa que favoreció a su marido y su trabajo.

Otros cercanos: Sergey Artiom Lukin, muggle fallecido 1892, a los 38 años. Rumano. Considerado como uno más de la familia y era como un tío o amigo para Vincent, que lo solía llamar “Tío (o Tito) Sergey”. Se trataba de un profesor particular del muchacho, pero Lukin comenzó a sentir una extraña obsesión por Vincent, que acabó por desatarse en una impotencia incontrolable y le arrebató la vida al joven estrangulándolo, pensando que sería lo mejor antes de cometer un acto inmoral ya que no podría dejar de pensar en él, terminando así también con su propia vida.


Stats:
Fuerza: 12 + 1 (+2) = 15 (+2)
Destreza:12 + 3 (+2) = 17 (+3)
Constitución:12 + 1 = 13 (+1)
Inteligencia:12 + 4 = 16 (+2)
Sabiduría:12 + 3 = 15 (+2)
Carisma:12 + 3 (+3) 18 (+3)

Puntos de vida: 15 p.


Última edición por Vincent Romaudai el Sáb Mar 31, 2012 1:08 pm, editado 1 vez

_________________
avatar
Vincent Romaudai
Vampiro

Soy : Eterno adolescente
Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 08/03/2012
Edad : 145
Localización : La Mansión del Ermitaño

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vincent Romaudai

Mensaje  Wendolyn Dawson el Miér Mar 21, 2012 6:20 am



¡Tu ficha está aprobada!

Sombras del mañana que desde el pasado están tejidas.
De arenas y penas que cambian,
veladas por la magia o en la piedra talladas...


BIENVENIDO A LE VALGRANGE

Tienes 15 puntos más para repartir entre tus stats. No olvides añadir los puntos raciales así como los modificadores de STATS.
Por favor, para facilitar la corrección de los STATS, poned los modificadores por raza en un color diferente. ¡Gracias!

_________________


Fuerza: 16 (+2)
Destreza: 17 (+3)
Constitución: 18 (+3)
Inteligencia: 20 (+4)
Sabiduría: 20 (+4)
Carisma: 19 (+4)

Puntos de Vida = 24 PVs
avatar
Wendolyn Dawson
Squib Artificial

Soy : Víctima #1 / Exalcaldesa de la CM de Londres
Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 02/02/2012
Edad : 44
Localización : Escocia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.