regreso a casa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

regreso a casa

Mensaje  Brownie Kraul el Mar Mar 20, 2012 11:58 am

No había viajado en chimenea como frecuentemente lo debía haber hecho. Tampoco en escoba, dejaba este ultimo como un deporte y no como un modo de viaje, además, las cosas no estaban para tomarlas como un pasatiempo, se había vuelto desconfiada y no quería esperar toparse con una maldición imperdonable mientras viajase en escoba o peor aun, un misil o alguna que otra arma bastante florida dispuesta a regar sus sesos por alguna parte del continente.

Contrario a todo pronostico, su viaje fue tranquilo y seguro en un avión, un transporte meramente muggle, del cual jamas se habia quejado, y por encima de todo, aparentar era muy de su interes. ¿Varitas? ¡Cual varita! Bastante de acuerdo se habria puesto con su abuelo Fausto para que aquel objeto fuera enviado a LeValgrange.
¿Porque volver? La pregunta se la habia hecho Aspros, se la habia hecho Fausto y medio mundo... Pero Brownie era insistente y algo le decia que tenia que volver y ayudar. No sabia que, ni a quienes, pero algo habia de hacerse.
Llegar a donde ella sabia que habia una llave para ella era sencillo de describir, pero paso primero por viveres importantes (alcohol, comida barata y chatarra, cigarrillos y mas alcohol).

Lo primero que paso al llegar y acercarse...Nieve...

Nevaba y la tierra se volvia blanca, Brownie se paralizo un instante, odiaba la nieve, la odiaba por encima de todo... Porque no podia dejar de ver la nieve teñida de rojo años atras.
Cerro los ojos con fuerza y siguio adentrandose al pueblo. Se quedo de pie un momento mas y tomo aire.
-¿¡¡porque tiene que nevar cuando vengo llegando, Le Valgrange!!? –
Y tras ello, la conocida PowerPuff girl salio disparada corriendo hacia Shiver Alley, en esa taberna conocida.
Amaba la Taberna. Despues de todo ella había crecido ahí, entre gritos de borrachos, mientras jugueteaba en las chimeneas y se quedaba a aprender a jugar poker magico por ancianos pasados de copas. Sabia exactamente donde estaba cada gota de licor por ahi, conocia secretos de aquellos que no aguantaban mas, vivia su mundo perfecto.
Pero ahora, a sus 21 años miraba la Taberna como parte de aquella horrible epoca, camino lentamente hacia donde sabia, estaba la entrada, con polvo y una suave luz encendida.

No fue necesario abrir la puerta cuando estaba ya estaba abierta, aunque el lugar probablemente ya estubiera por cerrar, un joven empleado de ahi vio a la joven abriendo sus ojos al reconocerla, Brownie sonrio.
-Aspros no viene conmigo... pero vamos a sacar este lugar a flote asi tenga que subirme a las mesas y bailar... -le dijo sentandose en la barra y tirando sus maletas por ahi. -Asi que ahora sirveme el licor de dragon mas fuerte que encuentres en tu catalogo...-
Definitivamente...era bueno volver a casa.


Última edición por Brownie Kraul el Mar Mar 27, 2012 5:32 pm, editado 1 vez

_________________
avatar
Brownie Kraul
Licántropo

Soy : Powerpuff Girl / Dueña de Scarlett Moon
Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 14/03/2012
Edad : 29
Localización : in the shadows
Empleo /Ocio : vagabunda en cuestion...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: regreso a casa

Mensaje  Sunday Dawson el Miér Mar 21, 2012 3:30 am

Al contrario de lo que le pasaba a Brownie, a Sunday la nieve le encantaba. Desde que había llegado a Valgrange el año pasado había podido disfrutar de ella y es que en Londres, que ella recordase nunca había visto nieve. Ni siquiera en la Comunidad Mágica donde el clima era algo que habían conseguido mediante la magia. ¡Ya podrian haberles dado un poco de nieve en invierno!

Pensar que ahora su antiguo hogar era un museo para los muggles…

Sacudió la cabeza quitándose aquella imagen mental de la cabeza mientras caminaba por Shiver Alley camino a casa. Casey, la elfina de su familia, liberada hace años, había ido a buscarla a su lugar de encuentro en lunes para aparecerse juntas en Valgrange y después de haberla dejado en casa de su madre se había dirigido a Shiver Alley. Justo en el momento en que llegaba al final de la misma, vio pasar corriendo a una figura conocida que desapareció tras las puertas del Scarlett Moon.

¿Era Brownie? Arqueó una ceja. La chica y Aspros habían desaparecido del día a la mañana cuando todo había empezado a ponerse tan feo, sin tan siquiera decir nada a sus amigos, ni a los empleados de la taberna. Al final decidió que iría a comprobar si era la muchacha o no, pero antes subió al apartamento y tras no encontrar a Mihjail (a saber donde se había metido, quizá se había quedado hasta tarde corrigiendo trabajos o algo) dejó sus cosas, por si acaso volvía, para que no le diera un jamacuco cuando no se la encontrase en casa ni a ella, ni a sus cosas y se pensase que la habían descubierto como tanto temía. ¡Por todos los magos! Toda su vida había convivido con muggles y no había pasado nada… ¡Incluso con la caída del secreto mágico! Pero tenía que admitir que ahora las cosas estaban un pelín más peliagudas que por aquel entonces.

La rubia entró en la taberna minutos después encontrándose con que solo estaban uno de los meseros y si, la melena castaña de Brownie. Se acercó en silencio hasta la barra sonriendo al mesero cuando este la miró directamente – ¿Brownie? – Vale, estaba segura de que era ella, pero por algún motivo estúpido había hecho aquella pregunta – Tanto tiempo sin verte… ¡Pensé que te había pasado algo! – Cierto. De la misma manera que a ella le habían pasado tantas cosas en los últimos meses. Algunas buenas y otras no tanto – ¿Dónde te habías metido? …. – Una pausa de unos cuantos segundos antes de acortar la distancia y darle un abrazo a la muchacha. Siempre había sido una chica cariñosa (aunque también podía ser fría como el hielo) y aunque no sabía si la chica de nombre dulce se lo iba a tomar bien lo hizo – Me alegro de verte… ¡Y de verte entera! – Esbozó una sonrisa al tiempo que se separaba de la castaña – Se te ha echado de menos por aquí…
avatar
Sunday Dawson
Squib

Soy : Nietísima / Futura Artista
Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 03/02/2012
Localización : Escocia
Empleo /Ocio : Estudiante de Bellas Artes

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: regreso a casa

Mensaje  Brownie Kraul el Vie Mar 23, 2012 11:13 am

No tenia ni la mas remota idea de por donde iba a empezar ahora… Demasidas cosa por hacer, la promesa de mantener a Aspros enterado de todo la obligaba a escribir una carta antes de cualquier cosa, pero sin embargo, al llegar a la Taberna el dulce olor del cigarrillo, del vino y todo cuanto vicio se postrara cerca de ella la volvio a la primer idea, beber un poco y descansar.


El mesero aun la observaba como si reconociera a la chica, Brown torcio los ojos. –Me voy a servir por mi misma? – pregunto para que este se sobresaltara y le sirviera una buena tanda de lo que esta habia pedido. Sonrio ahora si un poco mejor.
Le Valgrange era bastante distinto a Alemania, salvo por la tension magica que se vivia, todo seguia estando igual en todos lados, y realmente cuando no se tiene un hogar establecido, vivir entre la nada es comun.
Se sento de nuevo en la silla de la barra del Bar y la puerta se abrio, otro cliente. Pero la chica Kraul miraba el vaso de acohol bajo sus dedos finos, uno de ellos aun con un anillo en onix y un poco de oro y hierro con grabados por dentro estaba en su mano, uno que al verlo solo le amargo un poco mas el momento hasta que una conocida voz resono, la voz que realmente hubiera deseado escuchar durante eltiempo en que se fue de radical y rebelde sedienta de sangre.

Fue el abrazo de Sunday lo que la habia sacado de cualquier cosa, Brownie solo sonrio divertida respondiendole el abrazo y pudo vislumbrar ese rubisimo cabello moviendose de aquí para alla y toda la tanda de preguntas navegando por aquí y por alla.
-Bueno… soy un espiritu libre, decidi andar pateado traseros por aquí y por alla… a si, tambien fui a america, pero la cerveza era asquerosa… -Miro a la chica en cuestion una vez mas y le dio un beso en la mejilla aun con la sonrisa. –Srita Sunday Dawson, usted cada vez mas guapisima, voy a tener que hacerte una limitacion de 300 metros a todo hombre que se acerque por aquí…aunque tambien me harias tener clientes jeje… -
Brownie apunto a la barra, el mesero sonrio un poco. –quieres beber algo, la casa invita… -
avatar
Brownie Kraul
Licántropo

Soy : Powerpuff Girl / Dueña de Scarlett Moon
Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 14/03/2012
Edad : 29
Localización : in the shadows
Empleo /Ocio : vagabunda en cuestion...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: regreso a casa

Mensaje  Sunday Dawson el Sáb Mar 24, 2012 5:45 am

Un espíritu libre. Aquello le recordó cuando ella misma tenía 15-16 años y era un espíritu libre, una chica fiestera y porque no, un poco problemática, cosa que solo se intensificó con la muerte de su abuelo, y después del día a la mañana había cambiado por completo. Era como si de repente una mañana se hubiese despertado con la idea de ser una chica decente, y madurar de golpe. Por supuesto, había sido algo que había pasado de forma paulatina, pero igualmente...

Después de eso su vida había pasado de ser aburrida a ser emocionante y traerle aquellos ojos azules que tanto amaba y aquellos sentimientos que la hacían sonreír cada mañana. De la misma manera en que sonrió en ese preciso instante al pensarlo. – ¿Pateaste muchos traseros? – Preguntó con curiosidad – No he probado la cerveza ninguna de las veces que he estado en América, claro que, cuando iba era por trabajo, así que... – Tenía que admitir que su trabajo de Relaciones Externas de la Comunidad Mágica de Londres lo echaba de menos a veces.

Le devolvió la sonrisa cuando la muchacha la besó en la mejilla, sorprendiéndose ante ese hecho mientras la escuchaba hablar, no pudiendo evitar soltar una carcajada – La vida me trata bien, por eso cada vez estoy más guapa..., pero dudo que algún hombre de esta Comunidad Mágica se vaya a acercar a mí... – La miró unos instantes antes de dirigir su mirada al vaso de la muchacha – Lo mismo que tú.

En ese momento se preguntó que hubiese pasado si Brownie hubiese estado en el incidente de Hogwarts aquel verano. El mismo donde su relación con Mihjail, dadas las circunstancias, se había hecho pública.

- ¿Recuerdas lo que os conté a ti y Fye? ¿Qué estaba enamorada de Mihjail? – Preguntó al tiempo que se sentaba en el taburete más cercano a donde estaba Brownie, apoyando uno de los brazos sobre la barra – Pues... nunca llegué a contaros que resultó ser que él también está enamorado de mí. Llevamos juntos desde marzo y aunque al principio lo llevábamos con discreción, cuando pasó lo de Hogwarts se enteró todo el mundo – Sonrió ligeramente, sin darse realmente cuenta de que era posible que Brownie no supiera de que le estaba hablando. Quién sabía si en otras Comunidades Mágicas se habían enterado del problema que tuvieron en Hogwarts. – Vivo con él en un apartamento aquí en Shiver Alley desde verano – En ese momento amplió su sonrisa – Sí, lo sé... Quizá estemos yendo demasiado deprisa, pero con todo lo que está pasando en el mundo mágico, siento, bueno estoy segura de que los dos queremos pasar el máximo tiempo que podamos juntos – Sobretodo después de lo que había pasado en Hogwarts – Mi madre no se lo tomó demasiado bien al principio, el irnos a vivir juntos tan pronto, pero bueno..., al final parece que lo está llevando mejor de lo que yo misma creía.. ¿Extraño verdad? Que la última vez que hablamos del tema yo pensará que él nunca se iba a fijar en una chica de mi edad y que resultará que llevaba casi un año enamorado de mí.

Incluso a ella se le antojaba curioso y extraño, aunque le daba igual, era de las cosas que más feliz la habían hecho en la vida, sobretodo en esos momentos en los que su padre había aparecido ensombreciendo ligeramente su vida.
avatar
Sunday Dawson
Squib

Soy : Nietísima / Futura Artista
Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 03/02/2012
Localización : Escocia
Empleo /Ocio : Estudiante de Bellas Artes

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: regreso a casa

Mensaje  Brownie Kraul el Dom Mar 25, 2012 5:18 am

Cuantos traseros había pateado…Y cuantos no la habían pateado a ella. Brownie recapitulo todas las cosas por las que paso durante su “desaparición” la separación con Aspros porque el tenia planes a fondo, el momento de planear una guerrilla, de conseguir los medios, de aprender de las guerras del mundo muggle y saber cuáles habían sido sus defectos principales y sus ventajas.


El conocimiento del manejo de armas de peleas de todo, tantas cosas habían pasado para una joven de 20 años en un año atrás.
-¡Vaya que si! Aunque debo confesar que también salí con el trasero pateado de uno que otro lugar, las cosas con los Brigadistas cada vez se ponen mas interesantes, sabias que están transformando a los magos en zombies muggles? –Squibs artificiales, una nueva modalidad muggle de no aceptar a lo que le temían. Una cosa que ella tanto odiaba de ellos.
Dio un largo trago a su licor y su joven camarero le paso un vaso del licor que la dueña de la taberna bebía a Sunday, Brown sonrio mientras pensaba en tantas cosas. –Oh, no te pierdes de mucho, son aguadas y saladas, nada divertido… -


Miro a la joven detenidamente, ¿Cómo que ningún hombre iba a decir o hacerle nada?. –Pues deben estár bastante impotentes o… ¿¡no me digas que todos los chicos buenísimos ya se hicieron maricas para no fijarse en ti!? No te preocupes SunnyDale, siempre podemos escapar a las Islas Bora-Bora y revivir el fuego de nuestra pasión… -le dijo estallando en una carcajada, el mesero se quedo pensando si realmente ella iba en serio pero para las bromas que usualmente hacia la BarTender no le sorprendió de mucho.


Dio un trago mas a la bebida cuando mientras le escuchaba hablar acerca de Mihjail y abrió sus ojos como platos y trato de no escupirle el alcohol al mesero en la cara, este por si las dudas se alejo un poco y se fue a atender a mas gente.
-Wooow, ¡¡entonces al final todo resulto como una película de acción donde la chica linda se queda con el galan fuerte!! –pero eso no era todo, también se había ido a vivir con el, Brownie parpadeo mirándola un instante, recordando a la timida jovencita rubísima que años atrás había aceptado una bebida en el bar cuando ella transformo esa noche en “Ladies Night” aun extrañaba a Fye, y constantemente se preguntaba que había sido de ella, asi como de muchas otras personas. -¡¡…Y aparte viven deliciosamente en pecado!! –le dio un golpecito suave con su hombro en el hombro a la chica como si celebrara aquello. –Las madres nunca va a tomarse bien que sus hijas se vayan de casa Sunnydale, somos sus bebes… su deber como madre es objetar cada cosa que te haga feliz, pero al final, si tu eres feliz de seguro ella también lo debe ser… -estaba segura que Rashel también hubiera hecho un escándalo si se fuera a vivir con algún chico, probablemente lo mandaría a desaparecer o algo asi, no lo sabría jamás ya que su madre murió apenas teniendo Brown 8 años.
Pero no se iba a detener en pensar con tristezas, había regresado a lo que creía una vez era su hogar y volver a ver a personas como Sunday con una vida feliz la hacia feliz a ella también.


-¿Entonces ahora que casi eres una “papa-casada” que pasara? Ya te dio algún anillo… dime que será anillo de compromiso y ni niño de compromiso porque ahora si estas jodida y debería quitarte ese alcohol de la mano. –bromeo aunque un poco asustada de que le dijera “también estoy por parir al hijo de la revolución” y todo se fuera al carajo con esa bebida muy alcoholizada que llevaba en manos.
-pero aun asi, debo decirte algo… creo que la que salió mas puritana fui yo… -y con ello le mostro su anillo, que portaba en su mano derecha, un anillo de ónix y materiales extraños con un grabado en oro con letras en un idioma inaccesible para ella.
-Me case hace un año… -
avatar
Brownie Kraul
Licántropo

Soy : Powerpuff Girl / Dueña de Scarlett Moon
Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 14/03/2012
Edad : 29
Localización : in the shadows
Empleo /Ocio : vagabunda en cuestion...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: regreso a casa

Mensaje  Sunday Dawson el Mar Mar 27, 2012 7:29 am

Aquello era normal. No siempre se ganaba ni se perdía, más bien solían estar equilibradas las cosas o bueno, así debería ser... porque últimamente el mundo mágico perdía una tras otra sin parar. – Bueno al menos no te lo patearon lo suficiente para que te perdiéramos – Le dijo la rubia sonriéndole ligeramente.

Perder gente querida era algo más bien corriente en aquellos tiempos que corrían, y era algo que ella no estaba permitida a pasar... Claro que lo siguiente que dijo Brownie consiguió que sus ojos azules se ensombrecieran y bajara la mirada hasta una de sus manos. ¿Cómo no iba a saberlo si su madre..? – A mi madre le quitaron la magia... – Musitó en voz baja aunque sabía perfectamente que Brownie la había entendido – Ahora es como yo..., pero en su caso es peor. ¿Cómo te recuperas de una pérdida así? ¿De algo que siempre ha sido tuyo y te arrebatan de una forma tan... cruel? – Al menos su madre la tenía a ella, que de alguna manera la entendía aunque nunca llegará a entender que era perder algo tan valioso como la magia, puesto que ella nunca había gozado de la misma.

- No, impotentes no están. Créeme... sobretodo algunos como los Claypool. ¡Háyase visto! – Dijo soltando una pequeña carcajada – Y para nada me imagino a ese par de hermanos cambiándose acera... ¡Para nada! – Añadió divertida, intentando quitarle a su ánimo la sombra que había recaído sobre ella con la mención de los Squibs Artificiales.

La joven miró el vaso de licor que tenía enfrente antes de darle un trago justo para ver la reacción de Brownie a sus palabras. Le hacía gracia que todo el mundo reaccionara de aquella manera. Como si realmente fuese algo tan bizarro cuando a ellos se les había hecho lo más normal del mundo. Había tardado poco en no sentirse cohibida y tímida... ¿para qué? ¿Para perder más tiempo? Ya había perdido bastante.

- Algo así... – Respondió a las palabras de Brownie – Bueno, al menos vivimos juntos. Es un paso. – La muchacha se encogió de hombros. Ella siempre creía que precisamente su madre no se iba a histerizar con algo así, sobretodo después de todo lo que le había hecho pasar en su época adolescente rebelde. Además había aceptado totalmente su relación con el ruso, hasta el punto de que había sospechado de los sentimientos correspondidos entre ellos desde mucho antes de que ellos mismos lo supieran. – Pues... sería la primera vez que objeta una cosa que me haga feliz – Comentó después de unos segundos de silencio meditando sobre ello. Si hubiese querido objetarle algo tendría que haber sido la relación en primer lugar, puesto que irse a vivir juntos... y lo que seguía, eran todo cosas normales cuando alguien formalizaba una relación, ¿no?

- ¿Anillo? No. Ni siquiera creo que esté pensando en eso... ¡Tengo diecinueve años! - ¿Aunque eso qué más daba? Sobretodo teniendo en cuenta que él tenía 11 años más que ella. – Tiene muchísimas cosas en la cabeza... – Eso era totalmente cierto. Sunday no sabía cómo no acababa colapsándose – De todos modos en todo caso, serás la primera en saberlo – Esbozó una media sonrisa al tiempo que seguía escuchando las palabras de la castaña, arqueando una ceja ante las mismas. – Y no, no llevo ningún niño de camino. – Pero lo que vieron justo después sus ojos azules sí que no se lo esperaba. Sus ojos se abrieron de par en par a la vez que dejaba el vaso sobre la mesa. El dedo anular. No había duda de ello - ¿Cómo? – Menuda pregunta más estúpida – ¿Cómo pasó? ¿Con quién? – Vaya, desde luego ella y Mihjail no iban deprisa al fin y al cabo.
avatar
Sunday Dawson
Squib

Soy : Nietísima / Futura Artista
Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 03/02/2012
Localización : Escocia
Empleo /Ocio : Estudiante de Bellas Artes

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: regreso a casa

Mensaje  Brownie Kraul el Mar Mar 27, 2012 5:30 pm

Perderla a ella. Muchas veces mientras estaba en diferentes partes del mundo buscando pelea entre las guerrillas entre muggles, mientras algunos escapaban ella les buscaba, Fausto Kraul su abuelo se lo había dicho, “si quieres ganar una guerra aprende todas las ventajas y desventajas que tienen los demás” Y asi lo había hecho, si quería conocer como salvar al mundo mágico tenía que saber cómo se movían los brigadistas, pero era difícil, bastante difícil.

Y esas tantas veces cuando algunas veces la “capturaban” y querían transformarla pensaba “estoy perdida” pero siempre la suerte caía de su lado, y definitivamente era una chica con suerte, una “chica súper poderosa” como se lo habían dicho una vez de broma en Le Valgrange.
Sonrio ligeramente y luego se maldijo por dentro de haberles dicho de esa manera a los Squibs Artificiales cuando Sunnydale menciono lo de su madre, Brown se prometió no decir tonterías sin antes estar enterada, sin embargo como a Felle se lo había dicho una vez, nadie es inútil nunca, siempre hay nuevas cosas por aprender asi le hubieran quitado lo mas preciado. Suspiró profundamente ante eso y le dio el ultimo trago a su vaso de licor.
-lamento mucho escuchar lo que le a pasado a tu madre Sunnydale, pero estoy segura que ya se las arreglara, aunque vinimos a esta vida con este don, no nos morimos sin el, solo es cuestión de levantarse, yo… -Brown se quedo un momento pensando en las palabras correctas para decirlo sin que doliera demasiado. –Daria mi propia magia y la de todos a mi alrededor con solo saber que mi madre no hubiera quedado muerta hace ocho años, tiñiendo la nieve de rojo… asi que, cuida a tu madre tu que a tienes- era un consejo dado de una chica que no había huérfana, pero que la habían forzado a serlo con el paso de los años, una chica que estaba a punto de zanjar esa conversación un instante porque hablar de su pasado era algo que no hacia con nadie, inclusive ahora, se preguntaba porque había sacado aquello de la nada a Sunday, y dándose cuenta que tal vez ella era la primer persona que escuchaba eso en todo L Valgrange e inclusive en todos lados por parte de Brownie.


La sola idea de los hermanos Claypool vestidos de Drag Queen la hizo estallar en carcajadas olvidando el tema anterior por un instante. –¿Aun están aquí los Claypool? Imaginaba a todas las chicas ya embarazadas ya los sujetos con una veintena de niños por doquier gracias a su promiscuidad inminente… - pero por respuesta parecía que aquel pueblo mágico no había cambiado del todo. Eso le agradaba, saber que volvia a casa, a casa que se mantenía firme.

Aunque había cosas que si cambiaban, Sunnydale había cambiado sin duda y en su hablar lo notaba, la joven de ojos mentolados levanto la mano y pidió algo mas ligero, no estaba de acuerdo en ponerse como una borracha sin fondo recién llegando a Le Valgrange. –Solo dame una Piña colada no tan colada porque me pondré peor que una cuba… - y con ello volvió a ver a su amiga. – Debe de ser divertido, la vida de pareja viviendo felizmente juntos, me interesa saber solo como dato curioso, le haces todos los días de desayunar asi como en las pelis americanas donde llevas el desayuno a la cama y le das un beso con olor a café super sensual? –otra pregunta idiota salida de ella aunque pareció no importarle mucho, asi era la chica Kraul, desinhibida y loca.

Dio una calada a su cigarrillo y trato de imaginarse el escenario con el super serio Mihjail y solo logro volver a reírse.
-¡que tienen tus diecinueve años! Para el matrimonio y el amor no debería de haber edad, claro esta a menos que tengas menos de quince y no vivas en Alabama… pero aun asi, si ahora son felices como están no se diga mas… ya habrá un dia de anillos y niños corriendo por doquier, un mini Mijhail y una Mini Sunnydale… -
Y ahí estaba la pregunta, ¿Cómo había pasado de irse soltera y regresar casada? Se quedo mirando su anillo y una sonrisa melancólica apareció en su rostro.
-Vas a reírte como loca o a ponerte histérica… pero no tengo ni idea. –Se encogió de hombros y le dio un trago a la bebída. –Lo conoci en las Vegas, bueno “lo conoci” estaba demasiado ebrio, igual que yo, y disfrazado de Elvis Presley, me gusto, le guste, me dijo que quería hacer de todo conmigo y le dije que eso era pecado ante dios… y solo recuerdo que nos casamos y terminamos en un Motel… con anillo y todo hasta con papeles de matrimonio, cuando lo quise anular hubo un problema con los Brigadistas y escapamos… -
Se quedo pensando si aquello era tan estúpido y fantasioso como sonaba pero era bastante real. –Lo volvi a ver hace meses… en Noruega, y descubrí que se llamaba Robin pero antes de hacer nada, pues una bomba de los Brigadistas cayo y pues… -miro el vaso de piña colada y cerró los ojos suspirando de nuevo. –a lo mejor soy viuda, no lo se…pero debo confesarte, que e salido con miles de chicos y estado con muchos tantos. Pero el, no lo se, recuerdo tan poco de el y aun asi siento que pudo haber sido parte importante de mi… -miro a la jovencita y sonrio dándole otra calada al cigarrillo. –¡suena tan irreal pero te juro que paso! Pero no e apures, contigo no será asi, ya veras que será mas romantico que lo que este espíritu libre chocolatoso vive…-

_________________
avatar
Brownie Kraul
Licántropo

Soy : Powerpuff Girl / Dueña de Scarlett Moon
Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 14/03/2012
Edad : 29
Localización : in the shadows
Empleo /Ocio : vagabunda en cuestion...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: regreso a casa

Mensaje  Sunday Dawson el Vie Mar 30, 2012 7:21 am

Ella también lo lamentaba. Lo lamentaba porque las primeras semanas con su madre después de aquello habían sido extenuantes. Le había costado acostumbrarse a esa vida a pesar de haber vivido siempre con Sunday que había sido incapaz de hacer magia. – Bueno, no podemos cambiarlo, solo podemos... acostumbrarnos a ello. – Se encogió ligeramente de hombros antes de llevarse una mano al pelo.

La muchacha sin embargo cambió casi radicalmente su expresión cuando oyó las siguientes palabras de su amiga. No había oído nunca eso y un escalofrío recorrió su cuerpo, sobretodo al recordar su propia sangre manchando sus manos, sus ropas, las de manos de Jacques, las manos de Mihjail... y sentir aquel cansancio cerniéndose sobre ella, contra el que intentaba luchar incansablemente como si de aquella manera pudiera ganar una batalla pérdida. Si la había ganado había sido gracias a Maya Fey – Vaya... No sabía eso... Debe de ser algo horrible. – No quería ni imaginárselo. Prefería ni intentarlo o lo que acababa de beber le sentaría como una patada en pleno estómago. – Sé que no sirve de mucho decir que lo siento... – Al menos a ella cuando lo decían de su abuelo, la mitad de las veces (o más de la mitad) había sentido que era un acto puramente de cortesía.

Por educación no iba a insistir más en el tema. Consideraba que si la chica quería profundizar en el mismo lo haría por sí misma, por ello mismo no le importó que desviara el tema hacía los Claypool – Sí, siguen aquí... Pues por milagroso que parezca creo que no ha habido ningún caso de embarazo Claypool. – La muchacha soltó una risita – De todos modos el día que aparezca una chica reclamando que es hijo de un Claypool no me extrañaría.

- Bueno... descubres las manías de la otra persona y te tienes que acostumbrar a ellas, pero me encanta. Es tan diferente a cuando vivía con mi madre... y sobretodo a cuando mi abuelo aún vivía – Dibujó una sonrisa en sus labios mientras seguía escuchando a Brownie alzando las cejas ante aquella curiosa pregunta – Pues... no. Solo en momentos puntuales y espontáneos, lo que hacen que el gesto sea mucho más especial... Muy especial. Además entre semana por la mañana apenas nos da tiempo a desayunar juntos como para hacer eso. – Pero era firme en la creencia de que esas cosas eran mejor en dosis pequeñas e inesperadas. Como aquella primera vez que dudaba que fuese a olvidar alguna vez, en ninguno de los aspectos de aquel día.

- ¿Me dices a mí lo de la edad? – Bromeó por si acaso Brownie había olvidado que Mihjail y ella se llevaban 11 años, aunque dudaba que se hubiese olvidado de aquel detalle. – Es simplemente eso, que ahora así estamos bien. Ya llegará el momento. Sobretodo de un mini Mihjail y una mini Sunday correteando por allí...

Y ahí llegaron a la parte que más le interesaba de aquella conversación como había llegado su amiga a casarse cuando en marzo estaba completamente soltera. Le intrigó aquello de que se iba a reír como una histérica, aunque con lo de “Lo conocí en Las Vegas” ya empezó a entender que ese era un matrimonio como el de Britney Spears que se casó con un amigo, porque mira... Vale, en este caso no era un amigo, era un desconocido que iba... ¿disfrazado de Elvis? ¿Qué manían tenían...? Eso le recordó a otra ridícula película que había visto años atrás en la que salían un montón de tipos disfrazados de Elvis.

- Vaya... Sí que es surrealista – Fue lo único que dijo después de oír toda la historia – Viuda o casada... Menuda situación no saberlo – Aunque por lo que había entendido eso no le había impedido estar con otras personas. El caso es que ahora no sabía si volvería a verle, si había muerto o que... ¿qué hacer en aquella situación? La muchacha le dio otro sorbo a la bebida – Bueno, supongo que el destino dirá que es lo siguiente... A lo mejor no murió y si alguien o algo en el universo así lo quiere, vuelves a encontrarte con él y puedes descubrir que tan importante puede ser para ti... – La muchacha se quedó pensativa unos segundos antes de escuchar la última frase de su amiga – ¿Tú crees? Hoy en día el romanticismo ha muerto... ¡Al menos gran parte de él!
avatar
Sunday Dawson
Squib

Soy : Nietísima / Futura Artista
Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 03/02/2012
Localización : Escocia
Empleo /Ocio : Estudiante de Bellas Artes

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: regreso a casa

Mensaje  Brownie Kraul el Miér Abr 18, 2012 5:22 am

Horrible. Claro que era horrible, su pasado era trágico pero su presente era aun mas importante, asi que a veces aunque por mas que quisiera recordar todos los momentos de su vida prefería vivir el presente y pensar en el futuro. Miro hacia la nieve un momento, cayendo en cuenta que algunas veces por mas que se abrazara a esa filosofía, siempre estaría afectada, afectada de por vida física y emocionalmente.


Sonrio sin embargo mostrando la entereza que un dia Aspros encontró en ella, y dio una calada mas al cigarrillo que sostenía en sus dedos. –el tiempo sana lo que tiene que sanar, no te disculpes… -se encogió de hombros antes de dar un trago mas.

El cambio de tema hacia los Claypool era una bendición, e imaginarse a Marie con un montón de chiquitines mini-claypool solo le saco la carcajada. –por dios no digas jamás esas cosas, te imaginas un Le Valgrange sobre poblado…!? O Y peor aun, un Le Valgrage sobre poblado de Claypools!? Seria una SobreClaypoolacion!! – imaginarse como 8 de cada 10 habitantes de aquel tranquilo pueblo fueran unos chiquitines coquetos y guarros solo le hizo fruncir el ceño antes de volverse a reir. –Seria como una infestación zombie de verdad! –
Escucho atentamente todo lo dicho por su rubísima amiga con una sonrisa en sus labios jugueteando con la ceniza que su cigarrillo dejaba en el cenicero y aunque la idea del “desayuno americano y la jovencita con una camisa corta de su marido” no era del todo real seguramente ella lo estaba pasando sumamente bien al lado de esta persona a quien parecía amar de mas. Le alegro, todos merecían al fi y al cabo el derecho de amar.
-Espero que ese mini Mijhail y esa mini rubísima no anden por la taberna pidiendo bebidas muy fuertes que no quiero sufrir la furia del padre… o de la madre! –


Su historia con Robin, surrealista habría dicho Sunnydale con mucha razón, cuando Fausto Kraul se enteró de aquello primero puso una cara lívida y después con una carcajada larga le dijo: búscalo, ¡es tu destino!. Aspros en cambio había estado muy molesto con su pequeña por hacer estupideces sin sentido y haber contraído un matrimonio forzado, inclusive el mismo se postulo para buscar al “lagarto” que había desposado a su criaturita, buscarlo asi tendría que quemar todas las Vegas para encontrarlo. Obviamente, Brownie se había negado rotundamente, diciendo que ella ya lo encontraría.
Recordo aquel estallido, la bomba que detonó en Noruega, o Alemania, no recordaba cual fue, recordó sus ojos y su sonrisa con un “te volví a encontrar” pero tras el bombazo todo era borroso, difuminado entre voces, entre su cuerpo salir disparado hacia otra zona. Y después ya no supo mas, miembros guerrilleros independientes la habían sacado de ahí y nadie le había dado pistas de aquel hombre.
-Si esta vivo, aparecerá de nuevo… Y le pediré el divorcio, aun tengo esperanzas contigo, ¿cierto? –le dijo en un tono dulce y con ojitos de borreguito triste para después volver a reir.
-¡¡Claro que el amor existe mujer!! ¡Mira el amor que me tengo a mi misma y dime si no exste el romanticismo!-

Unos clientes parecieron entrar a la taberna el bartender actual los atendio y Brownie solo asintió con la cabeza. -Oye Sunnydale, tengo una cosa que preguntarte mas alla de lo que hemos platicado... -Se quedo un momento callada y miro su copa con la piña colada, el cigarrillo minutos atras se habia acabado asi que saco otro pero sin encenderlo. -Que a sido de este movimiento..."La resistencia" escuche rumores, muchos rumores de este movimiento...y al parecer otro mas, mas no estoy muy enterada...Mijhail....y tu, saben algo?-
Pregunto cautelosa, tranquila... Sin querer hacer mucho alarde de todo ello

_________________
avatar
Brownie Kraul
Licántropo

Soy : Powerpuff Girl / Dueña de Scarlett Moon
Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 14/03/2012
Edad : 29
Localización : in the shadows
Empleo /Ocio : vagabunda en cuestion...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: regreso a casa

Mensaje  Sunday Dawson el Jue Abr 26, 2012 11:05 am

- Si estuviese sobrepoblado de Claypools ya tendríamos un problema realmente serio. Solo pensar que mis propios hijos acabarían con alguno de ellos. No..., creo que me voy a negar. ¡Me faltaba que mis nietos tuvieran sus genes! – La muchacha también rió ante aquellas palabras, aunque también arrugó la nariz pues tenía que admitir que no le haría ninguna gracia. No por nada en especial, Mary era su amiga, pero todo aquello de la promiscuidad como que no iba demasiado con ella a pesar de lo que pudiera pensar la gente. Las apariencias engañan. – ¿Infestación zombie? Yo más bien lo calificaría como un infestación de la promiscuidad.

¿La furia del padre o de la madre? Aquello hizo sonreír a la rubia, aunque tenía casi claro que de los dos era la que más carácter tenía. Un carácter que aún no sabía muy bien de donde había salido, aunque cada vez tenía más claro que era algo heredado de su abuelo materno. Su madre era demasiado buena y su padre... bueno su padre era un calzonazos, ¿se necesitaba decir algo más?

- Creo que para eso aún queda bastante así que, no es algo que tenga que preocuparte de momento ni en un futuro cercano – Comentó mientras le daba otro trago a la bebida. No porque no quisiera que existieran un mini Mihjail y una mini Sunday, sino porque solo tenía diecinueve años (casi veinte) y consideraba que primero quería disfrutar de todo aquello, aunque también tenía presente la edad de él. – Dentro de unos cuantos años quizá. Seguro que cuando pase lo sabrás – Dijo esbozando una sonrisa – Y por supuesto que aún tienes esperanzas conmigo. ¿Qué te creías? Pero que Mihjail no se entere... – Le susurró en el último momento antes de echarse a reír. – Sí bueno... la verdad es que en mi caso el romanticismo no ha muerto – Se encogió de hombros – Mi historia es tan... ¿rara? No sé, a veces he llegado a tener la sensación de que parecía un cuento de hadas. En realidad es una tontería – Dijo haciendo un gesto con la mano – Amarse a una misma es importante. Si no eres capaz de eso... ¿cómo puedes amar a los demás? – Al menos eso había pensado ella siempre, que primero se tenía que querer a uno mismo para poder tener sentimientos por los demás.

Sin embargo el tono de la conversación cambió de repente. La rubia enseguida lo notó y enfocó la mirada en su amiga observándola con atención y aún así posiblemente empalideció ligeramente ante aquella pregunta. ¿La Resistencia? ¿Qué si sabía algo sobre ella? Quizá no tuviese mucha información sobre la actualidad, pero... ¿el pasado? Mihjail había acabado contándoselo todo. Por supuesto a Brownie no le iba a mencionar la participación del ruso en el grupo, ni tan siquiera se lo había contado a su madre. Consideraba que era algo que le había confiado y ella no iba a ser precisamente de aquellas que a la mínima traicionaban. Menos a alguien que quería tanto como a él. – Pues... Percival Lotus desapareció. No se le volvió a ver desde... No lo recuerdo. Lo último que sabemos es que Maya Fey ha tomado el relevo... Durante el incidente en Hogwarts nos ayudó contra los Brigadistas – Claro que posiblemente le convenía – Me salvo la vida... – Y sabía que posiblemente Mihjail, su madre o ella misma iban a tener que pagar esa deuda con la semiveela – No tenemos ni idea de si está planeando algo, es bastante... escurridiza e impenetrable..., pero seguro que está preparando algo – Asintió con la cabeza – En cuanto a El Movimiento, Mihjail tiene contacto con ellos. No pertenece al grupo pero en alguna ocasión le han pasado información. Son más bien... pacíficos. – Esbozó una pequeña sonrisa antes de volver a darle un trago a la bebida – Mihjail está intentando reclutar gente... para defender los derechos de los muggles pero sin condenar a los muggles, vendría a ser algo intermedio entre La Resistencia y El Movimiento. No tan radical. Él ya sabe que yo le apoyo y pienso estar allí siempre... Así como también sabe que no me pienso quedar de brazos cruzaditos – Solo porque fuera una squib, cosa que le había dejado bastante clara la noche que rescataron a su madre.
avatar
Sunday Dawson
Squib

Soy : Nietísima / Futura Artista
Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 03/02/2012
Localización : Escocia
Empleo /Ocio : Estudiante de Bellas Artes

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: regreso a casa

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.