9.15 A.M

Ir abajo

9.15 A.M

Mensaje  Sunday Dawson el Mar Abr 10, 2012 11:45 am

12 de diciembre

Tenía que admitir que el comentario que había hecho Thomas sobre el ir a la universidad muggle y el que pasaría si descubrieran que eran magos o descendientes de los mismos, había hecho que aquella noche su sueño fuese totalmente irregular, pero había permanecido acostada por el simple hecho de no preocupar a Mihjail. Lo que le faltaba era darle más razones de las que ya de por sí tenía.

Por eso mismo incluso había esperado a que él se fuera a trabajar para levantarse, de ese modo se ahorraba preguntas por la cara de cansancio con la que cargaba y es que cuando se miró al espejo supo casi de inmediato que lo habría notado. Es más, cualquier persona prácticamente podía notarlo. No había que ser demasiado listo para percatarse de que no había pasado la mejor de sus noches.

Por unos segundos maldijo a Thomas.

Se dirigió a la cómoda pues en ese momento llegó a la conclusión de que cuanto antes se arreglase y saliera de casa a que le diese el aire (aire de verdad) antes se sentiría mejor. Incluso a lo mejor le iba bien dejar por un día las obligaciones universitarias e intentar olvidarse de todo aquello en la medida de lo posible, para así quitarle a su subconsciente aquella paranoia nacida a raíz de lo que había dicho el francés.

Al final decidió ponerse una blusa estampada con unos pantalones y un sombrero a juego, prefería ir “alegre” y disimular el malestar que vestirse acorde a su estado de ánimo, en algunas ocasiones había llegado a la extraña conclusión de que vestirse de una forma u otra hacía que su ánimo fuese hacía un lado de la balanza al otro. Sí algo quería aquel día era precisamente equilibrar la balanza hacia un lado más alegre. Tomó su bolso y sus cosas y salió por la puerta dispuesta a dar una larga vuelta antes de parar en algún sitio.

Miró el reloj cuando sus pies tocaron la calle, aún era bastante pronto por lo que tenía algo de tiempo antes de pasarse por algún lugar a desayunar, porque había decidido hacer incluso eso fuera de casa. Tenía dinero suficiente, así que... ¿por qué no aprovecharlo? Echó a andar observando el paisaje a su alrededor. Incluso casi un año después de la tragedia de Londres aún se maravillaba con los paisajes pintorescos de Valgrange y si es que algo de diferente había, era que en la Comunidad de Londres todo había sido más bien artificial. Nada era realmente real, más que las viviendas, los víveres, la gente y todas esas cosas por supuesto, pero la meteorología, el cielo, el día y la noche habían sido todo producto de un hechizo durante todos los años que habían vivido allí. Había tenido que ser así al ser una comunidad totalmente subterránea.

Ahora tenía que admitir que sentía curiosidad por ver el “museo” en el que habían convertido sus restos los muggles, que parecían regocijarse de todas las desgracias y tragedias, tanto propias como ajenas y las convertían en museos. O quizá solo era algo muy humano... Como fuera aquella curiosidad sí que no podía compartirla con Mihjail, seguro que le parecía una locura volver a aquel sitio después de lo ocurrido y traer a la cabeza malos recuerdos, aunque para ella no todos los recuerdos que tenía de aquel lugar eran malos, por supuesto.

Levantó la mirada para percatarse de que acababa de llegar hasta el Goldman’s la taberna-hostal que los hermanos regían. Esbozó una sonrisa antes de entrar y buscar con la mirada a Selene, sin encontrarla – Buenos días Michael – Le dijo con una sonrisa antes de pedirse un café y algo para desayunar. El muchacho le dijo que enseguida estaría así que mientras tanto fue a sentarse a una de las mesas, desde donde empezó a observar a la gente que entraba o salía de la taberna (se había ido a sentar en un buen sitio para ello además) posiblemente sin esperar ver una cara conocida atravesar la puerta.
avatar
Sunday Dawson
Squib

Soy : Nietísima / Futura Artista
Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 03/02/2012
Localización : Escocia
Empleo /Ocio : Estudiante de Bellas Artes

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 9.15 A.M

Mensaje  Ian Ferguson el Jue Abr 12, 2012 12:06 pm



Normalmente solía despertarse a eso de las diez de la mañana, diez y media siendo sinceros. Su tienda de música abría más o menos una hora después. Y era que no tenía demasiado sentido abrir antes ¿Quién madrugaba para comprarse una guitarra o cualquier otra cosa musical? Nadie. Tampoco era que pudiera hacerlo antes de esa hora aproximada. Ian se consideraba más un tipo nocturno, casi de complejo vampírico a una de esas personas que disfrutaban de un buen día soleado. Quizás era por la costumbre de las tocadas que tenía con su banda en las noches y bueno, una cosa siempre llevaba a la otra y terminaban en alguna fiesta en algún lugar bebiendo cualquier cosa que pudieran encontrar.

Pero ese día había resultado diferente. Se había despertado a las ocho y un poco más de la mañana y tras el ritual en el que solía despertarse por completo y que duraba varios minutos por culpa de esa sensación de sueño que se negaba a dejarlo, decidió salir a tomar algo de desayunar afuera. Se vistió sin pensar demasiado en lo que había escogido y se puso en marcha, caminaría, el día estaba genial. Su pelo alborotado se agitaba por la culpa del viento al punto que no tuvo más opción que atarlo para que no se le siguiera viniendo a la cara y siguió caminando con tranquilidad, completamente despreocupado. Iba canturreando una canción, luego la silbó… y lo peor es que no podía recordar ni el autor ni el nombre de la canción… si es que no lo recordaba seguramente eso no lo dejaría dormir.

Al rato el hambre empezó a causar ciertos estragos en su estómago generando esos típicos ruidillos delatores que solían avergonzar por lo que aprovechando que ya estaba en la calle ahora el plan de buscar algo de comer se puso al tope de la lista de las cosas pendientes para hacer. Pasando por Muriel’s Street vio a lo lejos la taberna de Goldman’s que podía ser que no fuera un sitio donde normalmente sirvieran desayuno (o quizás si, el escocés tampoco era un cliente asiduo, mas en la noche que en otro periodo del día).

Entró a la taberna, viendo que no había mucha gente, y notó un rostro muy familiar, pero afinó la vista antes de correr como loco a abordarla y de paso a acompañarla. ¿Hace cuanto que no la había visto desde la última vez? De hecho era mucho ¿Se veía mas maduro, un poco más viejo, más formal? Eso último seguro que ni siquiera era una opción y la verdad podía ser que tampoco había pasado tantísimo tiempo pero así se sentía, la había echado de menos. No tardó demasiado en convencerse que era ella, unos segundos a lo mucho, pocas habían así de guapas. Le pareció notar un poquito de tristeza en su mirada esperando estar equivocado y pues si es que no lo estaba, para eso estaba él, siempre había sido así, desde cuando se conocieron en las fiestas de los “magos estirados”, como solía llamarlos, y él le hacía bromas y caras cuando el resto de personas hablaban como si fueran sexagenarios.

-Sunday!!!-

Fue lo único que atinó a decir mientras se acercaba a darle un abrazo acompañado de un beso en la mejilla y luego jalar una silla y sentarse directamente a su costado con una sonrisota en el rostro.

-¿Qué tal, como has estado?... como que te desapareces por ratos eh. Pero no importa, ahora me cuentas todo. Tendrás tiempo ¿no?-
avatar
Ian Ferguson
Vidente

Soy : Músico / Dueño de una tienda de música / Activista social
Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 31/03/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 9.15 A.M

Mensaje  Sunday Dawson el Sáb Abr 14, 2012 11:00 am

Oye su nombre.

A pesar de haber creído ver una cara conocida se había dicho a sí misma que era imposible y quizá por eso no consigue reaccionar a tiempo ante aquel abrazo y el beso en la mejilla con el que la obsequia. Se queda anonadada unos segundos antes de llevarse una mano a la frente y apartarse un mechón de cabello rubio para luego sonreír.

- Ian... – Pronuncia como si de repente hubiese recordado el nombre de su compañero en aquellas largas noches de cenas opulentas y aburridas. – Hace mucho que no te veía... – Y como respuesta a eso que acaba de salir por su boca le echa un vistazo de arriba abajo. – Desde... – Desde poco antes de que la Comunidad Mágica de Londres cayera si no recordaba mal, por lo que por esas fechas debía hacer un año o casi un año. No lo recordaba con exactitud – Un año – O más estuvo a punto de añadir, pero no veía que diferencia podían marcar unos cuantos días.

¿Desaparecer? ¿Ella? Bueno, si contaba los tres meses que había estado encerrada en casa de los Lompard..., pero tampoco había estado tan desaparecida. Solo había estado ocupada, después de todo su vida entera se había puesto patas arribas, empezando por la delicada situación de su madre y terminando con su situación actual, con la aparición de su padre incluida.

- Sí, bueno, me desaparezco, pero solo a ratos, como tú bien has dicho – Dijo con cierto énfasis, como si quisiera dejarlo bien claro, antes de esbozar una sonrisa. – De todos modos ya sabes cómo es mi vida. Ajetreada, sin parar... De aquí para allá – Al menos hubo un tiempo en que ese “de aquí para allá” era cierto, pues cuando se hizo mayor, en lugar de dejarla en casa a cargo de alguien, su abuelo y su madre se la llevaban con ellos en los múltiples viajes que hacían y en parte lo agradecía, porque de esa manera había conocido a muchas personas, lugares y culturas – ¿Todo? ¿Todo, todo, todo? – Preguntó soltando una risa en el justo momento en que Michael le traía lo que había pedido. – Gracias. ¿Quieres algo? – Le pregunta casi de inmediato al chico que tiene delante. Ambos saben que tranquilamente puede permitírselo así que... En lo que a ella respectaba si aceptaba que ella le invitara en ningún momento abusaría de ella.

Tomó la cucharilla de la taza con una de las manos después de echarle el azúcar del sobrecito que siempre daban en ese tipo de lugares y empezó a darle vueltas distraídamente sin apartar sus ojos azules de su amigo.

- Sí, claro. Tengo tiempo. Hoy no tengo clases – Y hasta que no volviese Mihjail a casa se podría decir que tenía el tiempo para ella sola y aún así, sabía que si necesitaba espacio, podía salir a dar una vuelta sola. Con la cantidad de trabajo que tenía a veces ni siquiera le molestaba – Me dijeron que montaste una tienda de música... Siento no haberme pasado nunca – Dijo un poco avergonzada. Quizá simplemente había querido tener tiempo para ella y sus allegados durante el último año, después de todo no habían sido tiempos fáciles – Me lo comentó Jacques Lompard - ¿Quién sino? Aquel chico había nacido para la música y si no recordaba mal en más de una ocasión se lo había dicho. Era algo que le salía de una manera muy natural, del mismo modo que a ella el dibujo. – Bueno... Supongo que sabrás todo lo que le ha pasado a mi madre y eso, no hace falta que te lo cuente... – Y no tenía ganas de revivir aquella fatídica excursión a Hogwarts, aunque nada más pensarlo se llevó la mano que en esos momentos tenía libre hasta el estómago – ¿Qué te parece esto? Pregúntame algo que quieras saber y yo te contesto, entonces yo te vuelvo a hacer una pregunta... – Así al menos para ella sería más fácil contarle algo y por qué no, podía ser divertido tomarse aquello como un juego.
avatar
Sunday Dawson
Squib

Soy : Nietísima / Futura Artista
Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 03/02/2012
Localización : Escocia
Empleo /Ocio : Estudiante de Bellas Artes

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 9.15 A.M

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.